1234 Street Name, City Name, United States

(123) 456-7890 info@yourdomain.com

Libertad y seguridad

slide

Leer La causa obrera es la causa de Irlanda. La causa de Irlanda es la causa obrera: James Connolly, antología (1896-1916). Textos sobre socialismo y liberación nacional. PDF, azw (Kindle), ePub

Formato: Paperback

Idioma: Español

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 10.63 MB

Descarga de formatos: PDF

Sólo en Brasil, más de 90 000 personas han sido infectadas y se han registrado más de 1800 casos de microcefalia. A partir de ese momento, la aportaci�n sustancial de los contractualistas no es asumir la construcci�n de un pacto social y pol�tico de la ciudadan�a en torno a una persona, sino que se genera la presencia de un contrato suscrito primero entre la propia ciudadan�a, que deposita en uno o varios representantes suyos las funciones institucionales convenidas que dicha soberan�a colectiva desea proteger y desarrollar, entre ellas el gobierno, la seguridad y el bienestar com�n, que alejen los riesgos de la guerra.
slide

Descargar en línea ¿A cualquier precio?: Negociaciones humanitarias al descubierto: La experiencia de Médicos Sin Fronteras (Antrazyt) PDF

Formato: Paperback

Idioma: Español

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 11.38 MB

Descarga de formatos: PDF

Las entidades federativas establecer�n sistemas locales anticorrupci�n con el objeto de coordinar a las autoridades locales competentes en la prevenci�n, detecci�n y sanci�n de responsabilidades administrativas y hechos de corrupci�n. Los requisitos y beneficios pensionales para las personas cobijadas por este r�gimen ser�n los exigidos por el art�culo 36 de la Ley 100 de 1993 y dem�s normas que desarrollen dicho r�gimen. partir de la entrada en vigencia de este �ltimo decreto, a los miembros del cuerpo de custodia y vigilancia Penitenciaria y Carcelaria Nacional se les aplicar� el r�gimen de alto riesgo contemplado en el mismo.
slide

Descargar en línea La búsqueda: Charlie Moore, el testimonio que desnudó el aparato represor del siniestro D2 (Spanish Edition) PDF, azw (Kindle)

Formato: Print Length

Idioma: Spanish

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 8.17 MB

Descarga de formatos: PDF

Las Iglesias, confesiones y denominaciones religiosas, sus federaciones y confederaciones, pueden conservar o adquirir personer�a jur�dica de derecho privado con arreglo a las disposiciones generales del derecho civil. Este t�rmino de treinta (30) d�as ser� contado a partir de la notificaci�n del Centro Estatal de Protecci�n a Menores o vencido el t�rmino para actuar sobre la solicitud de eliminaci�n o enmienda realizada por el sujeto del informe. Es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquier materia.
slide

Descargar en línea Perdonen Las Molestias PDF, azw (Kindle), ePub, doc, mobi

Formato: Paperback

Idioma: Spanish

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 10.20 MB

Descarga de formatos: PDF

ARTICULO 214.- La carrera militar es profesional y en ella s�lose reconocen los grados obtenidos por escala rigurosa y conforme a la ley. Calificó de “crímenes contra la humanidad” los atentados de Nueva York y Madrid y asumió que unos de los deberes de los estados es defender a sus ciudadanos de cualquier amenaza. El Ministerio P�blico y las instituciones policiales de los tres �rdenes de gobierno deber�n coordinarse entre s� para cumplir los objetivos de la seguridad p�blica y conformar�n el Sistema Nacional de Seguridad P�blica, que estar� sujeto a las siguientes bases m�nimas: a) La regulaci�n de la selecci�n, ingreso, formaci�n, permanencia, evaluaci�n, reconocimiento y certificaci�n de los integrantes de las instituciones de seguridad p�blica.
slide

Descargar en línea ZAPATA VIACRUCIS EN LAS ERGÁSTULAS DEL TOTALITARISMO (Spanish Edition) PDF, azw (Kindle), ePub

Formato: Print Length

Idioma: Spanish

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 10.13 MB

Descarga de formatos: PDF

Se cuestiona la oportunidad de sacrificar el derecho a la privacidad a cambio de la seguridad. Y, siguiendo las reglas del juego, publicó la fuente de su código en la red, solicitando ayuda para perfeccionarlo. De sus esfuerzos nace su obra científica más destacada, Experimentos y observaciones sobre electricidad. Por su parte, la concepci�n moderna de la libertad -imperante a partir del Renacimiento y consolidada con la Revoluci�n Francesa- trat� de imponer un valor esencialmente democr�tico a dicho principio, con una percepci�n igualitarista y republicana que permitiera fijar un contexto social homog�neo para los individuos gracias a la naciente actividad de los Estados-naci�n.
slide

Descargar La teoría del derecho de Hans Kelsen (Spanish Edition) PDF

Formato: Print Length

Idioma: Spanish

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 13.97 MB

Descarga de formatos: PDF

Dictar las normas generales, y se�alar en ellas los objetivos y criterios a los cuales debe sujetarse el Gobierno para los siguientes efectos: a) Organizar el cr�dito p�blico; b) Regular el comercio exterior y se�alar el r�gimen de cambio internacional, en concordancia con las funciones que la Constituci�n consagra para la Junta Directiva del Banco de la Rep�blica; c) Modificar, por razones de pol�tica comercial los aranceles, tarifas y dem�s disposiciones concernientes al r�gimen de aduanas; d) Regular las actividades financiera, burs�til, aseguradora y cualquiera otra relacionada con el manejo, aprovechamiento e inversi�n de los recursos captados del p�blico; e) Fijar el r�gimen salarial y prestacional de los empleados p�blicos, de los miembros del Congreso Nacional y de la Fuerza P�blica. f) Regular el r�gimen de prestaciones sociales m�nimas de los trabajadores oficiales.
slide

Descargar Crimenes contra la humanidad. La lucha por una justicia global (Spanish Edition) PDF

Formato: Paperback

Idioma: Spanish

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 12.75 MB

Descarga de formatos: PDF

De esta manera la política no estaba reservada solamente a una cúpula, sino que era parte normal del quehacer de todo ciudadano, cualquiera fuera su función en la sociedad y en el Estado griego. 22En la Modernidad, sin embargo, ambas categorías, la ética y la política, han sido excluyentes. El Instituto Nacional Electoral ser� autoridad �nica para la administraci�n del tiempo que corresponda al Estado en radio y televisi�n destinado a sus propios fines y al ejercicio del derecho de los partidos pol�ticos nacionales, de acuerdo con lo siguiente y a lo que establezcan las leyes: a) A partir del inicio de las precampa�as y hasta el d�a de la jornada electoral quedar�n a disposici�n del Instituto Nacional Electoral cuarenta y ocho minutos diarios, que ser�n distribuidos en dos y hasta tres minutos por cada hora de transmisi�n en cada estaci�n de radio y canal de televisi�n, en el horario referido en el inciso d) de este apartado.
slide

Descargar Los Verdes Somos Los Nuevos Rojos (LiberÁnima) PDF, azw (Kindle)

Formato: Paperback

Idioma: Español

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 12.71 MB

Descarga de formatos: PDF

El propio Ejecutivo, al enviar al Congreso el presupuesto fiscal de cada año, someterá a su aprobación el uso que hubiese hecho de la facultad concedida. Gestiona, en las mismas condiciones, la supervisión de los aspectos militares de las misiones exteriores de la Unión en materia de seguridad y defensa, las llamadas misiones Petersberg ( misiones humanitarias, de mantenimiento de la paz y de gestión de crisis). El Departamento de Estado enumera cada uno de los abatidos en las montañas por el Ejército, así como situaciones sospechosas como la mochila bomba de Pantasma.
slide

Leer Un mundo nuevo. (Politica y Derecho) (Spanish Edition) PDF, azw (Kindle)

Formato: Paperback

Idioma: Spanish

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 10.85 MB

Descarga de formatos: PDF

Una propuesta institucional, coordinado por Jiménez Ornelas, René. Los plazos a que se refiere esta fracci�n no se interrumpir�n si el Congreso cierra o suspende sus sesiones, en cuyo caso la devoluci�n deber� hacerse a la Comisi�n Permanente. Cervera, On�simo L�pez Couto, Salvador Alcaraz Romero, Manuel Mart�nez Sol�rzano, Mart�n Castrej�n, Lic. Aunque el funcionamiento efectivo de la democracia requiere la presencia y acci�n de grupos y asociaciones, el principio normativo que le subyace contin�a siendo individualista, pues concede a cada individuo el mismo peso en el mecanismo democr�tico por excelencia: las elecciones.
slide

Leer en línea Imágenes Del Otro. Identidad E Inmigración En La Literatura Y El Cin (OTRAS EUTOPIAS) PDF

Formato: Paperback

Idioma: Español

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 12.52 MB

Descarga de formatos: PDF

Las legislaturas de los estados contar�n con entidades estatales de fiscalizaci�n, las cuales ser�n �rganos con autonom�a t�cnica y de gesti�n en el ejercicio de sus atribuciones y para decidir sobre su organizaci�n interna, funcionamiento y resoluciones, en los t�rminos que dispongan sus leyes. Obviamente, no es ésta la finalidad de la Ley. Yo, Yahveh, vuestro Dios � (Lv 19,33-34). No se har�n esfuerzos razonables para reunir a un menor con su padre, madre o persona responsable de �ste en las siguientes circunstancias: (a) Los esfuerzos para cambiar el comportamiento del padre, de la madre o persona responsable del menor no han sido exitosos luego de seis (6) meses de haberse iniciado el plan de servicios, seg�n la evidencia presentada en el caso. (c) Cuando se certifique, por un profesional de la salud, que el padre, la madre o persona responsable del menor sufre de una incapacidad o deficiencia mental de tal magnitud que le impide beneficiarse de los servicios de reunificaci�n y no ser� capaz de atender adecuadamente el cuido del menor. (d) El menor ha sido removido del hogar con anterioridad y luego de haberse adjudicado la custodia del menor al padre, a la madre o persona responsable de �ste, el menor, un hermano/a o cualquier otro miembro del n�cleo familiar es nuevamente removido por haber sido v�ctima de maltrato y/o por negligencia. (f) El padre, la madre o persona responsable del menor que incurre en la conducta de la utilizaci�n de un menor para la comisi�n del delito o en conducta o conductas que, de procesarse por la v�a criminal, configurar�a cualesquiera de los siguientes delitos: asesinato en primer grado o segundo grado, agresi�n grave o agresi�n grave atenuada, agresi�n sexual, actos lascivos, comercio de personas para actos sexuales, producci�n de pornograf�a infantil, posesi�n y distribuci�n de pornograf�a infantil, utilizaci�n de un menor para pornograf�a infantil, env�o, transportaci�n, venta, distribuci�n, publicaci�n, exhibici�n o posesi�n de material obsceno, espect�culos obscenos y exposici�n a menores de estos delitos, secuestro y secuestro agravado, abandono de menores, secuestro de menores, o corrupci�n de menores, seg�n tipificados en el C�digo Penal de Puerto Rico. (g) El padre, la madre o persona responsable del menor que fuera coautor, encubriere o conspirare para cometer uno o varios de los delitos enumerados en el inciso (f) anterior, seg�n tipificados en el C�digo Penal de Puerto Rico. (h) El padre, la madre o persona responsable del menor incurre en conducta que, de procesarse por la v�a criminal, constituir�a delito al ayudar, intentar, conspirar, solicitar o aconsejar a la comisi�n de delitos que atentan contra la salud e integridad f�sica, mental, emocional del menor, seg�n se dispone en el C�digo Penal de Puerto Rico. (i) El padre, la madre o persona responsable del menor utiliza o insta al ni�o, ni�a o adolescente para que incurra en conducta que, de procesarse por la v�a criminal, constituir�a delito al ayudar, intentar, conspirar, encubrir, solicitar o aconsejar a la comisi�n de los delitos establecidos en los inciso (f) y (h) del presente art�culo. (k) Cuando se certifique por un profesional de la salud que el padre y/o la madre o persona responsable del menor padece de un problema cr�nico de abuso de sustancias controladas que impide que se pueda regresar la custodia del menor a uno de estos dentro de un per�odo de seis (6) meses de haberse iniciado los procedimientos. (l) Cuando se determine que regresar al hogar no constituye el mejor bienestar del ni�o, ni�a o adolescente, o cuando los hechos demuestran que el hogar no puede garantizar su seguridad y protecci�n, o su estabilidad emocional. (m) Cuando a la luz de la totalidad de las circunstancias, el Tribunal determine que la reunificaci�n familiar no resultar� en el mejor bienestar para el menor.